jueves, 6 de enero de 2011

Una historia invernal

…Suspiros, jadeos, nuestras miradas se entrecruzan con ese íntimo brillo latiente que solo se deja ver en minimas ocasiones. De nuevo ojos cerrados, suspiros, jadeos…


…La siguiente vez que se cruzan, de sus ojos se extrae la angustia, un mar de soledad e inquietud. De esa vez ya no recuerdo si fueron minutos o un leve instante de infinita perdurabilidad. Los jadeos remiten, los ojos se vuelven a cerrar…


…Una lágrima asoma tras el oculto cristalino, aún encerrado, cerrado, cayendo suavemente a ras de su mejilla, rozando, abrazando, lo que de aquí a no hace mucho tiempo fuera de mis manos objeto. Mientras huye a la habitación contigua puedo oír como otras se le unen en su impetuosa caída. Suena el teléfono…


…Asomado a aquel balcón enciendo un cigarrillo. Puedo escuchar como habla con ÉL, puedo oír sus sonrisas, sus sueños también, ya no los nuestros, todo ello colándose bajo la ranura de la puerta, entrado en mis oídos y escapando por mi boca en una mezcla de humo y silenciosas maldiciones que vertiginosamente se precipitan al cielo cubierto, para desaparecer súbitamente tras el invernal paisaje, quiza algún café, alguna librería o una catedral . Cuelga. Entra de nuevo en la habitación…


…Entre abro los ojos, sigo abrazándola, aunque la duda al principio no era amiga de hacerlo, la estupidez quizá, el fetichismo o simplemente la sodomía del mártir terminaron ganando la batalla. Se empiezan a cerrar mis ojos. Se cierran del todo. No duermo. Vigilia…


…Tormenta de pensamientos, recuerdos...[...].Acaba la vigilia. Duermo…


…Abro los ojos. Despierto. Mi réquiem esta hecho. Un beso en la mejilla, suave, tranquilo, para no despertarla. Me asusto al ver con que frialdad le he dado ese último beso. Abrigo, cigarros, tengo todo. Las llaves esta vez se quedan en su cómoda. Por última vez me aventuro a pasearme a las orillas del río…


…Saco los cigarros, enciendo uno y continuo caminando. Comienzo a pensar. Detesto esa gente que pone candados en puentes en Italia, Paris, Londres... acumulándose unos junto a otros, ¿cuantos de ellos ya no significarán nada?. Detesto todos esos bo-bo*, si quizá siempre haya querido en el fondo ser como ellos, pero hoy, ese día los detestaba, malditos hijos de papa, también esos modernos sin sentido y sobretodo toda esa falta de intelectualidad, aunque quizá no sea esa la palabra que buscaba, que cada vez se veía en más jovenes y no solo en los pobres pokeros... Detesto ver como las interminables horas de espera en colas para entrar en algunos museos son provocadas por gente deseosa por ver cuadros como el de la señorita sonriente, alucinan viendo un cuadro con un circulo pintado y que dicen que les encanta Dali, aunque en el fondo saben que lo dicen porque queda bien decirlo. Detesto esa gente fría, muda, que pasean como zombies sin vida. Detesto ese maldito instrumento sonando en las calles, pero me paro, es esa cancioncita, saco unas monedas… Maldita sea, como recuerdo cuando ella lo tocaba… Maldita sea, no puedo odiarte. Es hora de marcharse. Apago el cigarro. Direccion: aeropuerto. Lugar: a cualquier otra parte.




*bo-bo: (bohemian bourgeois) En español Burgués bohemio, es una clasificación sociológica informal que describe a los miembros de un grupo social muy de moda en Francia, caracterizado por jóvenes, normalmente de buena familia que llevan un estilo que junta sus valores contraculturales "bohemios" y hippies.

12 comentarios:

  1. me he imaginado que todo ésto lo habías escrito en una libreta según se iban sucediendo los hechos, da un frío erizante de lo más de lo más

    ResponderEliminar
  2. La historia es sencillamente sensacional, aunque como bien dice La jani, da un poco de frío...

    Eso sí, te metes en la historia nada más comenzar a leer... plas, plas, plas compañero... no puedo hacer otra cosa q aplaudir...

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. me gusta el pajarito azul con gorro navideño que me persigue aquí.

    ResponderEliminar
  4. Que bueno, que bueno. A cualquier otra parte - Dorian

    ;)

    ResponderEliminar
  5. Si, el final es un guiño completamente a esa canción, bien visto jajaja

    ResponderEliminar
  6. no hablo de nadie en particular, realmente. (felicidades a tu hermanita :D)

    ResponderEliminar
  7. …Tormenta de pensamientos, recuerdos...[...].Acaba la vigilia. Duermo…



    joder.

    ResponderEliminar
  8. hacía tiempo que no pasaba.
    grande. eres grande.
    (aunque esta vez no soy objetiva. con la referencia a dorian ya me habrías ganado ^^)

    ResponderEliminar
  9. Te dejo un abrazo amigo, q tengas una buena semanita!

    ResponderEliminar
  10. Pero... tu has estudiado sintaxis? Esto no tiene ni pies ni cabeza. Bueno quizas pies.

    ResponderEliminar