jueves, 1 de septiembre de 2011

¿Que coño ha pasado con el romanticismo?

¿Que coño ha pasado con el romanticismo?
¿Donde quedan todas esas cartas que nos enviábamos?
¿Recuerdas? Colgabas el teléfono y empezabas a escribirle(la) y no había mucho que contar pues acabas de terminar una conversación telefónica de dos horas pero un poco de intelecto, ganas y cariño era lo único que necesitabas.

Y luego llegabas un día a casa, mirabas en el buzón y había algo que no era publicidad o correo bancario. Yo creo que eso es una de las cosas que lo hace más especial, esperas de tal forma que no vayas a encontrar nunca nada interesante ahí que cuando lo haces te da una alegría inesperada.

Quizás las cartas no son más que otro obsequio de amor inventado, letras escritas y tras ello enviadas en un ferviente y febril momento de locura que con el paso del tiempo no significan nada pero nos gusta vivir ese engaño.

Incluso cuando 5 años después recoges tu habitación y empiezas a encontrar esas cartas y leerlas... Un viaje gratuito al pasado feliz o infeliz pero inmaduro que dice mucho más de ti en ocasiones que diarios o textos que escribieras antaño.

La nueva era tecnológica esta matando esto intentando mandar en impulsos electrónicos algo que se le hace grande, demasiado grande, mensajes que apenas significan nada, en los que apenas tienes que perder un minuto para leerlos y que luego posiblemente se perderán para no encontrarlos jamas.

No se, quizá sea un poco tarde para utilizar papel y boli pero incito a que si alguien me lee piense en alguien, amante, amigo, familiar, el que sea y le escriba una carta, y lo pruebe, no pierde nada.

Se que internet no es un buen sitio para ir dejando direcciones pero lo haré solo por una vez, si alguien se atreve aquí dejo también la mía.

C/ Generosidad Nº14 Portal B 2ºA 28041 Madrid

9 comentarios:

  1. A mí me ha matado esta era tecnológica. Me ha creado una dependencia y unos hábitos nada saludables.

    Estoy seguro de que todo iría mucho mejor sin muchas de estas cosas. Cosas que no necesito y de las que hago mal uso...

    Pero la carta. Es muy personal. Al menos parar mí. Es dejar un trazo. De tu propia existencia. Algo que nadie podrá copiar.

    ResponderEliminar
  2. me gusta y gustas.
    yo no se. el romanticismo no existe, alex. ya no. me da pena.
    ni el romanticismo, ni el cortejo, ni... me voy a vivir a una isla sola. te vienes?
    yo me atrevo.

    ResponderEliminar
  3. Antes todo era más "bonito". Y lo pongo entre comillas porque ahora también puedes tener una sensación parecida al leer un correo de alguien al que quieres.

    Pero sin duda una carta escrita a mano, del tirón, soltando todo lo que sientes en ese momento es algo especial y único.

    Abrir el buzón, encontrar un sobre con un sello de verdad, con un remitente que no sea un banco, es algo maravilloso. O simplemente una carta entregada en mano.

    Dejémonos de tanto mail, de tantos post y de tantos whatsapps y cojamos papel y boli.


    T.

    ResponderEliminar
  4. :) totalmente de acuerdo !
    cartas y pequeños detalles por correo bien bien bien !
    lo último que yo mandé hace par de meses fue una postal y una cajita de música :)

    ResponderEliminar
  5. Me gusta siempre encontrarme con estos consejos; saludos!

    ResponderEliminar
  6. No sé cómo he llegado hasta aquí... Pero debo decir que me ha encantado leer esto y estoy muy de acuerdo con ello. A día de hoy yo sigo escribiendo cartas, en el mejor de los casos me contestan con otra carta, en otros casos no tan buenos, me llaman por teléfono y en los peores me mandan un email o me dan las gracias por messenger o facebook... Aaay qué pena. Correos no es tan caro y menos si sólo mandas un folio! Pero en fin, estamos acabando con esas cosas que te hacen cosquillas en la nuca...

    Veo que no actualizas desde hace bastante... Pero le he echado un vistazo a tu blog y debo decir que me encanta y que espero que vuelvas a retomarlo pronto, merece la pena ver estas cosas de vez en cuando por los blogs. Aquí abundan los copy paste de noticias, tendencias y wikipedia. Pocas veces encuentro un blog de ideas expresadas de esta forma tan... llana.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. Si quieres reveindicar que tiempos pasados fueron mejores, vale.

    Pero que sepas que yo he escrito correos electrónicos románticos, largos, cargados de ilusión por mí, que los he escrito, y de felicidad de la persona que lo ha recibido.

    Sé que no te va a importar mi vida, pero aquí tienes una prueba: http://ignacionario.blogspot.com/2011/04/recuerdos-de-un-9-de-enero.html

    ResponderEliminar
  8. mierda, no se si es demasiado tarde para escribirte porque no había visto esta entrada antes!
    cuanta razón tienes, yo me sigo encontrando en mis cajones cartas que escribía de pequeña, cuando una amiga se iba del colegio o, simplemente, se iba de viaje.. ya no es igual, ahora te mandan un whatsapp o si tienes muchisima suerte un mensaje con una foto adjunta. que si, que está muy bien, pero a mi, me da muchísima pena. es verdad, a donde se fue el romanticismo? a donde se fueron todas esas cartas? hemos perdido todo ese encanto, y te lo dice alguien que por su carrera lo ve a diario(arquitectura).que pena

    xx

    ResponderEliminar